VIAJES

¿Cómo ahorrar para viajar más?

Hemos escuchado tantas veces comentarios del tipo ¿Cómo hacen para viajar tanto? ¿De dónde sacan tanto dinero?… que finalmente nos hemos decidido a hacer una sección para contarles las mejores formas de ahorrar para tu próximo viaje.

Muchas veces la gente nos dice »No me alcanza para hacer un viaje’‘,»Quiero viajar más», »Viajar es muy caro» o ‘‘El viaje que yo quiero hacer no lo puedo costear». Ahora bien, nosotros creemos que todo viaje es posible si realmente te lo propones y esto, aunque no lo crean, es un paso realmente importante.

Comenzar por definir la meta, pensar en el destino elegido teniendo en claro lo que realmente queremos hacer y creerlo posible es lo primero que necesitás para encontrar la motivación y empezar el ahorro!

1. Generar el apartado para viajes

Una de las primeras cosas que recomendamos hacer consiste en armar una sección dónde juntar el dinero destinado para hacer tu viaje. Este puede ser una cuenta bancaria que no uses habitualmente, o bien, si guardas tu dinero en efectivo podría ser el famoso chanchito de alcancía. Lo que te guste más o lo que sea mas cómodo para vos! Este lugar oficiará de espacio para acumular ese ahorro que hará realidad tu viaje.

Para quienes reciben su sueldo mensualmente, la idea sería que todos los meses puedas incorporar algo a tu cuenta o tu cajita de -ahorro para viajes-. En este primer paso tan importante hay dos maneras de proceder según tu personalidad:

Si sos una persona poco consumista, el último día del mes podés destinar todo lo que te haya sobrado para la cuenta ahorro, destinando así la mayor parte de tus ingresos para viajar más.

Si te consideras dentro del grupo de personas que llegan a fin de mes sin dinero y no sabe en que lo gastó, te recomendamos que el apartado para ahorro lo hagas apenas recibís tu mensualidad. Podés empezar con un monto fijo e ir aumentándolo a medida que vayas poniendo en práctica los próximos pasos de esta guía. De esta manera una cantidad de dinero mensual se convertirá en -intocable- para ti y deberás hacer de cuenta que no existe! arreglando tus gastos cotidianos con el resto de dinero.

2. Optimizar tus reuniones sociales

En nuestra experiencia hemos comprobado que la vida social suele salir muy cara. En la mayoría de las reuniones amistosas o afters laborales suele elegirse como destino algún bar o restó de moda. Las grandes ciudades están llenas de estos negocios, y como bien lo dice la palabra, son un NEGOCIO! Pero claro, estarán pensando, no puedo dejar de ver a mis amigos, ni dejar de salir, mi vida se volvería aburrida!

Nosotros nunca hemos dejado de ver a nuestros amigos o de hacer vida social. Simplemente el secreto está en elegir cuáles de esas reuniones son realmente a las que le darías valor e intentar reducir la cantidad de salidas mensuales. Si tenes muchos grupos de amigos te recomendamos que elijas un grupo por semana como máximo. Nuestro criterio es siempre anteponer en prioridad a los cumpleaños, celebraciones importantes o la presencia de aquellas personas a las que por algún motivo no tendremos la posibilidad de ver en otro momento cercano.

A este ítem le agregamos la posibilidad de reestructurar el tipo de salidas. Si realmente sentís que no querés perderte de nada y que no podés dejar de lado ninguna reunión, te aconsejamos que intentes proponer juntadas mas económicas. Por ejemplo, juntarse en una casa o en un parque, si la época y el clima lo ameritan. De esta manera podrán cocinar o preparar lo que vayan a consumir de una forma menos costosa. Recordá que en un supermercado podés comprar 10 veces más de lo que comprarías en un bar o restaurante por el mismo valor.

3. Gastos laborales

Almuerzos

Muchos trabajos de jornada completa involucran un gasto en almuerzo. Nosotros recomendamos a los que tienen la posibilidad de llevarse su vianda, que hagan el esfuerzo de preparar en la noche anterior su almuerzo del dia siguiente. Así almorzarás mejor todos los días y más barato!

Transporte

En las grandes ciudades, el transporte suele ser uno de los mayores gastos de los habitantes. Una idea para disminuir ese gasto, es intentar realizar tu recorrido hacia el trabajo a pie, o al menos un trayecto del viaje, que te permita ahorrar en un viaje de metro, colectivo o tren. Si vivís a varias cuadras del trabajo podés optar por una bicicleta, de esta manera llegarás más rápido que caminando y evitarás el transporte público. Además de ahorrar para viajar encontrarás un estilo de vida mucho más saludable e incluso podrías reducir tu gasto mensual del gimnasio dada la cantidad de ejercicio que realizás diariamente!

4. Disminuir el consumo

La mayoría de las veces que compramos algo, tienden a ser cosas que no necesitamos realmente. Un consejo que podemos darte es que en esos momentos en los que vas a comprar objetos, ropa, accesorios y demás, pienses 2 veces si realmente te hace falta. Si es algo que necesitás con urgencia o si podrías prescindir de ello. Así mismo, recomendamos hacer el ejercicio de analizar todas las cosas que tenemos en nuestra casa que no usamos nunca o que hace muchísimo tiempo que no le das uso. Con esto no nos referimos solamente a la ropa. Proponemos identificar aquellos electrodomésticos, artefactos de cocina, muebles arrumbados, objetos repetidos o varias cosas del mismo estilo y color que al momento de utilizar será lo mismo elegir uno que otro porque a la vista son casi iguales.

Qué hacer con todo eso que nos sobra y no necesitamos? En principio, evaluar el estado del objeto y la cantidad de uso que ha tenido. Muchas veces podés vender en lugares o páginas de segunda mano aquello que todavía sirve o quizás aquello que nunca usaste y todavía está nuevo para ser usado por otros. La gente que compra productos usados siempre valorará algo que está nuevo por un precio mucho menor del ofrecido en una tienda y sin dudas decidirá comprártelo. Así podrás convertir todo aquello que nunca necesitaste en ahorro para viajar más!

5. Cenar en casa!

Salir a cenar es una de las cosas más lindas para hacer, sobre todo si es una noche de verano y estás en pareja o con amigos, no te lo vamos a negar!

Pero, también suele ser muy costoso si lo haces muy seguido y puede llegar a representar, a fin de cuentas, gran parte de nuestro sueldo. Para disminuir este gasto nosotros intentamos hacer comidas en casa pero distintas de las habituales. Pueden ser de diferentes temáticas, ambientando con velas o música e ideando comidas fuera del menú rutinario, intentando hacer aquellas que ordenaríamos en un restaurante. Ojo! Pedir delivery a veces es más barato que comer afuera, pero no te recomendamos que se convierta en un hábito porque no te permitirá ahorrar mucho mes a mes y menos si pedís comida durante toda la semana!

Un gustito cada tanto…

Si claro, que la vida no es todo un sacrificio y resulta importante encontrar ese equilibrio entre el derroche y los placeres cotidianos. Nosotros estamos siempre atentos a las noches y los días de descuento de aquellos lugares que frecuentamos cuando salimos o incluso aquellos que están en nuestra lista de pendientes por conocer. Intentamos ir cuando tenemos algún cupón o tarjeta de descuento para nuestros lugares favoritos.

6. Hacer las compras mensuales

Para aquellos que vivimos solos se vuelve todo un desafío hacer las compras de la casa. Muchas veces vamos al supermercado con pocas ganas o cansados de mucho trabajo y compramos casi sin mirar. Esto es todo lo que no hay que hacer para poder ahorrar !

Nuestra recomendación es que intentes hacer una compra grande de todo lo necesario para el mes completo una o dos veces al mes, con tranquilidad y seleccionando aquellas cosas que realmente vayas a usar. El resto de alimentos frescos podés comprarlos durante la semana para casos particulares.

Organizar tus comidas puede ser una muy buena estrategia para saber que comprar al momento de ir al supermercado. Parece antiguo, pero hacer una lista de cosas para comprar en el supermercado te ayudará mucho a enfocarte en lo que realmente vas a buscar! Evitando desconcentrarte con productos que no necesitas mientras paseas por las góndolas. En tu salida al supermercado, te aconsejamos que vayas con paciencia y que dediques un poco de tiempo a la comparación de precios, te aseguramos que en la suma total verás una gran diferencia.

El esquema de comidas mensual puede ser muy beneficioso también para llevar una alimentación equilibrada y saludable. Además, podrás tener una noción del gasto mensual que debés destinar a tus comidas y productos de supermercado. De esta manera podrás reconocer con el tiempo la cantidad de dinero que realmente necesitas para vivir y el que gastás en cosas innecesarias.

7. Armar tu presupuesto

Un punto importante es hacer una idea general del dinero que necesitás para tu viaje. Esto incluye billetes de avión, hospedaje y otros gastos estimados como la comida, tours, entradas a sitios turisticos, etc. Para economizar el presupuesto de tu viaje podés consultar nuestro apartado Tips para viajar barato y analizar realmente cuánto dinero necesitarás como mínimo para hacer el viaje.

En base a esto y a la capacidad de ahorro mensual que logres, podrás hacerte un panorama del tiempo que te llevará reunir el dinero necesario para viajar. De esta manera podrás enfocarte en trabajar duro aplicando todo esto durante un determinado tiempo en el que deberás esforzarte.

En este paso también es importante hacer una lista de tus gastos fijos mensuales, mencionados previamente: gasto mensual de supermercado y servicios, gastos laborales, un proporcional estimado de la cantidad de salidas con amigos o a comer afuera que realizás por mes. Esto te ayudará a separar con mas certeza y sin miedo tu dinero para la cuenta de -ahorro para viajes- !

8. Horas laborales extra

Muchas veces nos encontramos haciendo todo esto y realmente juntando muy poco cada mes. Esto puede darnos desmotivaciones y bajas de ánimo que nos llevan a caer en todos los efectos contrarios como el consumismo, la compra de cosas innecesarias y el derroche de dinero sin medida. En estos casos recomendamos aumentar el trabajo extra si tu empleador lo permite. Aprovechar esos esfuercitos de más cada día pueden darte un plus de dinero mensual que podrás destinar exclusivamente para tus viajes. De esta manera cada vez que realices tu trabajo extra sentirás que lo haces con un buen propósito!

Si tu trabajo no contempla las horas de trabajo extra, podés implementar trabajos de fin de semana o en tu tiempo libre. Por ejemplo dar clases de algo en lo que seas idóneo o del área que hayas estudiado, las cuales pueden ser clases particulares, vía Skype o en alguna institución. O bien, podés optar por realizar trabajos de repartos, mensajería o empleos en comercios que sólo requieren más personal los fines de semana. Mayormente los restaurantes suelen aumentar el número de personal y camareros de jueves a domingos, dada la alta concurrencia de clientes en esos días.

Si aún así, no lográs incorporar dinero extra a tu ahorro para viajar más podés consultar nuestro apartado ¿Cómo viajar sin dinero?

9. Moneda extranjera

Un detalle importante recae en la moneda en que ahorrás y la moneda en que realizarás los gastos de tu viaje. Algunos países tienen monedas fuertes que permiten un ahorro seguro y sin muchas variaciones. Pero en aquellos que tienen una moneda muy inestable recomendamos que cada mes realicen el cambio de divisas a la moneda en que costearán el viaje.

En general suele ser conveniente convertir tu ahorro a USD o Euros, aún cuando el viaje sea a un país que no utiliza esa moneda. En estos casos recomendamos además, destinar algo de dinero para los gastos locales que realizarás allá y cambiarlos a la moneda del país con anticipación. Así evitarás perdidas posteriores por las sucesivas diferencias de tipo de cambio.

Tener tu dinero de ahorro en otra moneda también te ayudará mucho, dado que resulta más difícil gastártelo en situaciones cotidianas. Evitando gastos impulsivos y permitiéndote pensar dos minutos, antes gastar tu -ahorro para viajar más– en otra cosa.

10.Adiós al dinero en efectivo

Procurá hacer tus gastos mensuales con una tarjeta de crédito o débito, y dónde siempre puedas tener registrado en qué gastaste tu dinero.

El dinero en efectivo tiende a irse mas fácilmente, incluso en cosas que no recordamos. Tener dinero a mano nos llevará a acceder rápidamente a todas las compras que se presenten y de muchas de ellas perderemos el rastro a fin de mes. Además, con la posibilidad de visualizar los movimientos y resumen de tu tarjeta podrás registrar tus gastos a lo largo del mes, lo que te ayudará a organizarte mejor y saber en qué lo gastaste.

Al igual que tener el -ahorro para viajes- en una cuenta bancaria y no en efectivo al alcance de tu mano permitirá que siempre se mantenga protegido de los gastos compulsivos.

No obstante, no todo es blanco o negro, a veces necesitamos tener dinero en efectivo, para compras cotidianas en negocios que no aceptan tarjeta o para compras pequeñas. En estos casos recomendamos hacer una extracción fija mensual destinada sólo a esas compras que requieren de efectivo. Llevar conocimiento de cada gasto registrándolo en alguna libreta puede ayudarte a administrar tus gastos en efectivo.

 

¿Necesitas ayuda con tu próximo viaje o tenes alguna idea para recomendarnos sobre cómo ahorrar para viajar?
¡Contactanos o dejanos tu comentario!

 

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: